Todos nosotros tenemos un plan específico de aprendizaje en esta vida.  Lo que tú viniste a aprender y a enseñar no es lo mismo que yo vine a aprender y a enseñar, aunque todos estamos aquí para amar al mundo y ser felices. Las oportunidades que se te van a presentar para tomar las lecciones que te lleven a tal propósito difieren de las que se me van a dar a mí ya hacen parte del plan de tu vida.  Por eso, nos encontramos con personas diferentes, en situaciones diferentes, en sitios y tiempos diferentes aunque algunas veces podamos coincidir y si coincidimos, no es casualidad.  Digamos que la Inteligencia Infinita que todo lo sabe, que todo lo puede y está en todas partes, reune a las personas perfectas en el momento y el lugar preciso para entregarse la lección perfecta de tal modo que los contactos que hacemos con los demás son específicos.

Algunas personas vienen a tu vida para quedarse unos minutos o unas horas y listo. Por ejemplo, una persona que se sienta al lado tuyo en el avión con quien conversas mientras que dura el vuelo y conversando te hizo caer en cuenta de algo que necesitabas para resolver un asunto con tu jefe. Era ése el pasajero perfecto (maestro del amor) para darte el mensaje.   Según Un Curso de Milagros, este sería un encuentro del primer nivel de aprendizaje de tres niveles que hay.

El segundo nivel serían personas con las que establecemos contacto por más tiempo y con las que hay más y más oportunidades de compartir y crecer.  Un ejemplo muy sencillo podrían ser los compañeros de estudio en el colegio que nos acompañaron varios años y que luego no volvimos a ver pero de los cuales tienemos recuerdos de aprendizaje juntos. Tal vez pudimos aprender con ellos el valor del compañerismo que luego más tarde en nuestra vida laboral aplicaríamos para mejorar nuestro ambiente de trabajo.

El tercer nivel de aprendizaje corresponde a relaciones que se establecen para toda la vida o una grandísima parte de ella como lo serían las relaciones de tipo familiar como padres e hijos en las cuales las oportunidades de enseñanza y aprendizaje son frecuentes, variadas e intensas, pueden ser muy amorosas, pero también hostiles. No nacimos en cierta familia por casualidad, nuestra familia es la familia perfecta para abrir y cerrar nuestras heridas, para sanar profundamente, para ver lo que vinimos a aprender. Este nivel puede ser muy retador pero si lo superamos y comprendemos las lecciones   nos graduaremos en el arte de ser felices y libres.

Todas las relaciones duran lo que tienen que durar, se acaban cuando tienen que acabarse, lo importante es alcanzar la maestría y vivir nuestras vidas en consciencia y plenitud.  ¡Que seamos los mejores maestros y estudiantes del amor!

«Los que se tienen que conocerse se conocerán ya que juntos tienen el potencial para desarrollar una relación santa» – Un Curso de Milagros –

 

Recibe la Info del Taller y el Ebook de Regalo"4 Días Viviendo el Cambio"

Recibe la Info del Taller y el Ebook de Regalo"4 Días Viviendo el Cambio"

Política de Privacidad. Tus datos son confidenciales y podrás borrarte de la lista cuando desees.

You have Successfully Subscribed!

Share This