La nutrición se podría entender como un acto de comunión con la naturaleza y con nuestros semejantes. Si vemos la alimentación como el ofrecimiento de las formas de vida que generosamente mueren para el sustento de la vida humana, tal vez empecemos a comprender la importancia de hacerlo con respeto y amor  hacia nosotros mismos y hacia estas formas de vida.

Al adoptar una nueva perspectiva como ésta, podemos empezar a hacer de la alimentación un acto consciente; concentrándonos en lo que estamos haciendo, lejos de pensamientos o emociones perturbadoras y evitando el consumo de alimentos a prisa y en lugares poco adecuados.  Desde este punto de vista, los alimentos no sólo ayudan a nutrir el cuerpo sino que pueden ayudarnos a despertar consciencia.

Muchísimas personas en el mundo comienzan a accesar a su espiritualidad a través de una buena nutrición  y a comprender  poco a poco, que aunque no somos un cuerpo, ni las emociones, ni la mente, sí tenemos estas tres herramientas de experimentación de la vida en la Tierra. De nosotros depende cómo utilizar estos tres vehículos de aprendizaje que están inextricablemente unidos y vivir una vida llena de buena salud y felicidad.  Escoger alimentos puros, sabrosos, naturales, nutritivos por sí mismos, nos ayudan a ser humanos más armónicos y en sintonía con el Todo.

Cuidemos de nosotros, agradezcamos el alimento diario que nos mantiene vivos y amemos la vida que se nos ha dado.

 

 

Recibe la Info del Taller y el Ebook de Regalo"4 Días Viviendo el Cambio"

Recibe la Info del Taller y el Ebook de Regalo"4 Días Viviendo el Cambio"

Política de Privacidad. Tus datos son confidenciales y podrás borrarte de la lista cuando desees.

You have Successfully Subscribed!

Share This