A veces tenemos dificultades para relacionarnos con algunas personas. Ellas parecen tener la habilidad de poder incomodarte; en realidad no tienen ese poder; sin embargo, en ocasiones nosotros se lo otorgamos o nos dejamos llevar por nuestras emociones y no podemos pensar ni actuar con claridad.  Tal vez, hayas hablado con esa persona  miles de veces de lo mismo y no te comprende; la situación sigue igual por más que tú tengas la buena intención de que cambie. Tal vez tengas algún problema con tu jefe, un vecino, un compañero o con tu hijo.  Es posible que ni siquiera hayas intentado arreglar la situación ni te hayas cuestionado el por qué.  Si nada ha funcionado hasta ahora, necesitas un cambio de percepción o un milagro, que al fin y al cabo, es lo mismo.

Si quieres que algo cambie, cambia tú;  pon la intención desde tu corazón, realmente debes estar dispuesto a lograr una transformación; cambia tu percepción de esa persona, haz el milagro.

Comienza a bendecirla por 5 minutos al empezar el día, mándale amor, buenos deseos, sobre todo deséale que sea feliz y enfócate en alguna cualidad positiva que tenga;  imagínalo,  envuelto en una luz blanca ( si eso te ayuda).

Haz este simple ejercicio por 30 días o tal vez menos, porque verás cambios.  Te aseguro que pasará alguna de estas dos cosas: esa persona empieza a cambiar,  o a ti ya no te afecta o no te importa su comportamiento.

Recuerda que el amor está detrás de cada milagro.

 

 

Recibe la Info del Taller y el Ebook de Regalo"4 Días Viviendo el Cambio"

Recibe la Info del Taller y el Ebook de Regalo"4 Días Viviendo el Cambio"

Política de Privacidad. Tus datos son confidenciales y podrás borrarte de la lista cuando desees.

You have Successfully Subscribed!